Movistar acorrala a Vodafone y Orange.

Ante la huida de consumidores a las compañías pequeñas, la empresa española ofrece planes más económicos que la competencia.

Los usuarios exigen que las operadoras tengan tarifas móviles con más minutos y megas. Pero las grandes empresas responden a esta demanda con un aumento de precios para quien busque ampliar sus servicios.

Varias operadoras móviles virtuales (OMV) han visto un nicho y se han acercado vertiginosamente a las propuestas de las compañías más importantes. Es decir, han añadido a sus catálogos las llamadas ilimitadas y los bonos de datos que llegan a los 10 GB. Con estas mejoras las grandes telecos han empezado 2017 contra las cuerdas, ya que los elevados precios de sus tarifas móviles han provocado la huida de los consumidores más ahorradores hacia las compañía más pequeñas.

Con este panorama, las grandes empresas del país han sacado la artillería a través de sus segundas marcas. Vodafone añadió en enero llamadas ilimitadas y 8 GB por 26 euros en Lowi. Lo  mismo han hecho en Tuenti (low cost de Movistar), en la que han añadido bonos con llamadas ilimitadas y hasta 7 GB por 25 euros mensuales. Amena (vinculada con Orange) en marzo estrenará su nueva tarifa ilimitada con 8 GB por 24,95 euros al mes. En definitiva, las segundas marcas de las grandes ya tienen un plan para contrarrestar las tarifas de las virtuales.

Buenas ofertas en tecnología

Movistar fuerza a sus rivales a bajar precios

Teniendo en cuenta el número de personas que prefieren contratar los servicios con las compañías de “toda la vida”, estas siguen teniendo un problema: sus precios pueden ser hasta 50 % más elevados.

Obviamente, las grandes pueden presumir de incluir otros servicios, como la televisión en el móvil o el roaming gratuito. Pero ¿compensa pagar el doble por esto? Desde Movistar lo tienen claro y han decidido mejorar sus tarifas para que se ajusten al consumidor actual. De esta forma, por ejemplo, su tarifa Vive 45 con llamadas ilimitadas y 5 GB pasará a tener 20 GB sin que incremente el precio (45 euros/mes).

Aunque sus costes seguirán siendo un poco más altos que los de las operadoras pequeñas, la española volverá a ser una opción realista para los usuarios que buscan llamadas ilimitadas y un buen bono de datos. Además, adelantará a sus rivales más próximos.

Por ejemplo, la tarifa más completa de Movistar será un 31 % más económica que la de Vodafone (Red XL cuesta 65€) y, además, contará con el doble de gigas. Pero la gran diferencia la notarán aquellos que trasladen su línea desde la propuesta más completa de Orange, que contarán con 14 GB más por solo tres euros más al mes.

Seguramente la avanzada de Movistar no pasará inadvertida para Vodafone y Orange, y en marzo llegarían sus nuevas ofertas para no perder su cuota de mercado. Pero aunque los consumidores prefieran disfrutar de una bajada de precios, lo más probable es que las telecos apuesten por un aumento de los bonos de internet.

Share This

administrador